twitter facebook youtube home

Qué Hacemos - Difusión Cultural - Agenda Conmemorativa

Después de tres siglos de virreinato en los que México fue visitado sobre todo por españoles, en el siglo XIX, a partir de 1821, vinieron muchos forasteros de otras nacionalidades ávidos de conocer estas tierras rodeadas de fábula y de misterio desde la época de la Conquista. Aquel año de la consumación de la Independencia -con un nuevo gobierno mexicano, autónomo de España- señaló la apertura de la nación a los extranjeros de cualquier origen, pensamiento político o religión, y se volcaron aquí para satisfacer, asombrados, una curiosidad contenida durante 300 años.  
En lujosos libros, muchos artistas publicaron las pinturas y grabados que reflejaban sus impresiones de México, siempre marcadas por su muy europea concepción estética heredera directa del clasicismo grecorromano, tan alejado de los prototipos indígenas americanos. Algunos de ellos son conocidos, como los italianos Claudio Linati y Pedro Gualdi o los ingleses Frederick Catherwood y John Phillips o los alemanes Karl Nebel y Johann Rugendas o el checo Frédéric Waldeck. En esa nómina se inscribe un libro muy raro y de gran valor artístico, cuyas ilustraciones dan lugar a esta Agenda: el que publicó Otto Spamer (1820-1886), editor de Das alte Mexiko und die eroberung neuspaniens/ Ferdinand Cortes, Leipzig, 1865 (México antiguo y la conquista de Nueva España/ Hernán Cortés), con numerosos grabados.

En Fomento Cultural Grupo Salinas reiteramos nuestro compromiso con la difusión de los valores de nuestro patrimonio cultural al compartir cada año, a través de los proyectos artísticos y culturales que realizamos, temas de singular interés que reflejan nuestra pasión por México y por su historia. Tal es el caso de la Conquista y la fascinación que nuestro país provocó en los extranjeros, desde la llegada de los españoles hace cinco siglos, epopeya narrada con maestría por el escritor Juan Miralles en el libro Las cinco rutas de Hernán Cortés, que publicamos en 2011 con grabados de esta obra de Spamer. Ellos reflejan el impacto de las antiguas civilizaciones, de sus paisajes y de sus habitantes, en el ánimo cautivado de los primeros europeos que pisaron tierras mexicanas.

Ahora, en esta Agenda, volvemos a apreciar las insólitas imágenes del libro de Spamer, cuya edición original forma parte de la colección bibliográfica de Fomento Cultural Grupo Salinas/Ricardo B. Salinas Pliego. Convencidos de que la labor del coleccionista es rescatar y preservar expresiones culturales para darlas a conocer ahora y a la posteridad, con gusto compartimos esta joya editorial a fin de que la disfrutemos durante el 2012. Sus estampas nos permiten valorar cómo la vida de los antiguos mexicanos inspiró obras de arte, desde las más idealizadas hasta las más realistas, donde el exotismo y la exhuberancia poseen una gran fuerza estética y en cierta manera reveladora.

Así lo apreciamos desde la portada misma de esta Agenda, que es una visión europea de Tenochtitlán antes de la llegada de los españoles; cúpulas romanas y torres renacentistas aparecen en la mente romántica del artista, tratando de sublimar una realidad que ya era de por sí extraordinaria: la magnificencia de la gran Tenochtitlán superaba a la fantasía.

Aquel encuentro de dos mundos dejó azorados a indígenas y a españoles y éstos apresuraron no sólo la conquista militar sino la espiritual de los indios: así tenemos la celebración de la misa del Domingo de Ramos sobre un templo prehispánico ostentando un ídolo tirado en el suelo. Hernán Cortés y los suyos oran, los aborígenes tabasqueños observan. Se empezaba a gestar el mestizaje cultural con las dos religiones encontradas.
A través de estos grabados –los dos aludidos y los doce siguientes-, rememoramos aquella confluencia de dos razas y de dos culturas que dio lugar a la mexicanidad. Del conocimiento de nuestros orígenes proviene el reconocimiento y de éste deriva el orgullo que nos debe provocar nuestro mestizaje.